Pasta de pulir verde 500 g

8,37

Indispensable usar con una pulidora eléctrica de taller.

El proceso de pulido es una etapa fundamental en la creación y diseño de una joya. Se pueden dar diferentes acabados a una pieza y dependerá del efecto que se quiera causar, se hará un acabado brillante, mate, o por ejemplo, acabado diamante.

El pulido se compone de dos etapas: el desbaste y el abrillantado. El desbaste se realiza con pastas abrasivas, como ésta verde. Durante este proceso se eliminará algo de metal, por lo que desaparecerán las rayas y pequeñas imperfecciones de poca profundidad. Es importante que durante las primeras veces que se pula una pieza, se verifique continuamente el estado de la misma para comprobar que no se están eliminando detalles de la joya debido a un pulido demasiado intenso.

Comprar

Descripción

Esta pasta de joyería sirve para eliminar arañazos, picotazos y óxido. Altamente necesaria para cualquier tipo de acabado de metales, oro, plata, platino, latón, acero, etc..